© Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegacion  y ofrecer contenidos y publicidad de interes,al continuar con la navegacion,entendemos que se acepta nuestra Politica de Cookies (Mas Información)
Distintos tipos de aislamiento térmico que podemos emplear para mejorar el confort de una vivienda o edificio
Tipos de aislamiento térmico los más habituales: Lana de roca Lana de vidrio Polynum Poliestireno expandido Poliestireno extruido Espuma de poliuretano Materiales escasamente extendidos, agrupamos en consecuencia otros tipos de aislamiento térmico: Corcho Virutas de madera Celulosa Perlita expandida Vidrio celular Cáñamo Algodón
La lana de vidrio es un producto de origen natural, mineral e inorgánico (arena de sílice, carbonato de calcio y de magnesio), compuesto por filamentos de vidrio aglutinados mediante resina ignífuga. Se obtiene por un proceso similar a la lana de roca y presenta buena resistencia a la humedad. Al igual que la lana de roca se sirve en forma de mantas y paneles, siendo un aislamiento térmico ignífugo.
Lana de vidrio
Lana de roca
Los paneles de lana de roca están compuestos casi en su totalidad de roca de origen volcánico con un pequeño porcentaje de ligante orgánico. Se obtiene fundiendo la roca a altas temperaturas, sometiéndole a movimientos y aplicando aglomerantes y aceites impermeables, transformándose después en paneles, mantas, etc. A diferencia de los poliestirenos EPS / XPS y el poliuretano, las lanas minerales no son inflamables, pero para su colocación hay que protegerse los ojos, la piel y el sistema respiratorio. La conductividad térmica de las lanas minerales (de roca y vidrio) se encuentra entre 0,03 y 0,05 W/(mK). La lana de roca gracias a su disposición multidireccional de fibras tiene también una buena capacidad como aislante acústico. Por último la lana de roca también se puede aplicar en forma de mortero compuesto de lana de roca y cemento blanco, como aislamiento térmico proyectado, que evita los puentes térmicos, es incombustible y de aplicación rápida. El espesor puede ser de hasta 70 mm. Para espesores mayores es necesario utilizar malla metálica.
Es uno de los materiales más eficientes para el aislamiento de paredes, techos, suelos, cubiertas y fachadas en edificios de obra de nueva construcción ó para reformas y rehabilitaciones. Basado en el mismo material aislante, que las naves espaciales y los satélites. Especialmente apropiado para los tejados de cualquier tipo de edificio, estructuras metálicas ó edificaciones en materiales ligeros que exijan un control absoluto de la temperatura y la humedad como almacenes, naves industriales ó instalaciones agrícolas y ganaderas. Polynum, evita de forma eficaz la penetración del calor en verano y su pérdida en invierno, ahorrando casi un 50% de energía.
Un eficiente material aislante térmico de espesores entre 4 y 16 mm compuesto por burbujas de polietileno de alta densidad laminado con aluminio puro al 100% con un tratamiento HR contra la anodización (oxidación) del aluminio en ambientes agresivos
Polynum
Evita de forma eficaz la entrada de calor en verano y su perdida en invierno, obteniendo un significativo ahorro de energía a la vez que evita la humedad en el interior de las habitaciones así como las condensaciones
Espuma de poliuretano
La espuma de poliuretano PUR es un producto cuya composición básica es petróleo y azúcar, formándose una espuma rígida ligera con más del 90% de las celdas cerradas y buen coeficiente de conductividad térmica (muy aislante), comprendido entre 0,019 y 0,040 W/(mK). Como características principales podemos mencionar su rigidez estructural, una gran adherencias sobre distintas superficies, baja o nula absorción de humedad y buena relación aislamiento / precio. Tiene la ventaja, además, de su aplicación con pistola en forma de espuma, rellenando cámaras y huecos. Otro uso típico en paneles sandwich, compuestos de dos capas metálicas y material de aislamiento (espuma de poliuretano, lana de roca, poliestireno) entre ellas. Son modulares y ligeros
Poliestireno extruido
El poliestireno extruido (XPS) es un material, como ya hemos dicho antes, muy similar al EPS pero con otras propiedades. Quizá la más importante es que puede mojarse, por lo que se instala mucho en cubiertas. Normalmente se sirve machihembrado, en planchas y con espesores típicos de 40 / 50 / 60 / 80 mm. Su conductividad térmica se encuentra entre 0,025 y 0,040 W/(mK). La baja absorción de agua y la resistencia a los ciclos de hielo – deshielo lo hacen ideal para cubiertas en las que el aislante se coloca inmediatamente debajo de la teja. Por otra parte su gran resistencia mecánica permite que las cargas (peso de tejas, nieve, presión / succión de viento) puedan apoyar directamente sobre el aislante. Se puede usar como aislamiento en tabiquería, con paneles que van de forjado a forjado, en cubierta (paneles de chapa), muros enterrados, techos…
Poliestireno expandido
El poliestireno expandido (EPS) es un material de origen sintético, muy versátil, que se puede manipular sin medidas de protección y es muy usado en construcción. Para los que no estéis acostumbrados a llamarlo así es el clásico corcho blanco o porespan, muy utilizado también en embalajes de todo tipo. En construcción se utiliza como material para aligerar y como aislamiento térmico. Se encuentra con muchos espesores y densidades que van desde 10 hasta 25 Kg/m3, con una conductividad térmica de entre 0,029 y 0,053 W/(mK). El poliestireno expandido comparte muchas características con el extruido, su composición es aproximadamente un 95% poliestireno y un 5% gas. Sin embargo el proceso de fabricación determina una diferencia fundamental: el extruido tiene estructura cerrada, por lo que es un aislamiento térmico que puede mojarse sin perder sus propiedades. Las principales diferencias entre el poliestireno expandido y el extruido son las siguientes: El poliestireno expandido es menos denso. Por lo tanto no puede ir machihembrado. Al tener estructura abierta absorbe la humedad, a diferencia del extruido. Tiene una resistencia mecánica menor.