© Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegacion  y ofrecer contenidos y publicidad de interes,al continuar con la navegacion,entendemos que se acepta nuestra Politica de Cookies (Mas Información)
                            ¿Cómo funcionan los materiales absorbentes? Al acondicionar acústicamente una habitación estamos evitando que el sonido se refleje, esto quiere decir, que estamos impidiendo que se produzcan ecos y reverberaciones. Los aislantes absorbentes transforman las vibraciones del sonido en energía. A más % de sonido absorbido, mayor es la eficacia del aislante. Un elemento para medir su eficacia es el dato α (sabine) cuyo valor varía entre 0 (0% de absorción) y 1 (100%). Ejemplo: un material con un α=0.8 (absorbe un 80%).
Cuando acondicionamos acústicamente una sala estamos por un lado distribuyendo adecuadamente el sonido en el interior de la habitación y por otro impidiendo que salga al exterior. Estos aislantes están especialmente indicados para salas de conciertos, teatros, cines o locales y espacios de ensayo. Estos materiales absorben ruidos a bajas y medias frecuencias, entre 60 y 90db, reducen y amortiguan el ruido característico de aparatos eléctricos como secadoras, lavadoras, la caldera de la calefacción… o ruidos exteriores como el paso de los trenes, mucho tráfico o grandes tumultos y peleas. Al igual que el resto de los aislantes los podrás elegir de diferentes grosores o espesores desde 9mm hasta 80mm.
FIBRA DE VIDRIO
La fibra de vidrio es un material compuesto de filamentos muy finos de vidrio aglomerados con resinas que, al entrelazarse, dan lugar a una estructura fuerte perfecta para ser empleada como refuerzo estructural de otros materiales y en diferentes sectores como la ingeniería, la industria, la construcción, el medio ambiente y la obra pública. 1. Resistencia química. La resina es un componente de la fibra de vidrio que la hace resistente a la erosión química y del medio ambiente. Por tanto, la fibra de vidrio no se pudre ni se deteriora, ya que es resistente a la mayoría de los ácidos (excepto el ácido fluorhídrico y el ácido fosfórico). 2. Peso ligero. El peso específico de materiales compuestos por fibra de vidrio permite que sea muy fácil de mover e instalar. Además, reducen el peso soportado por las estructuras de apoyo. 3. Bajo mantenimiento. Gracias a las características intrínsecas de la fibra de vidrio, los compuestos no necesita ningún mantenimiento especial, incluso después de muchos años de uso en aplicaciones externas. Esta característica, conduce automáticamente a ahorros de costos en el tiempo. 4. Aislamiento eléctrico. La fibra de vidrio no conduce la electricidad, por lo que es ideal para aplicaciones donde se busque el aislamiento eléctrico de ciertas instalaciones. 5. Versatilidad. Se trata de un producto muy versátil: amplia gama de filamentos, tamaños, tipos de fibra, etc. Estas características hacen que la fibra de vidrio ofrezca un gran abanico de posibilidades industriales. 6. Excelente aislante térmico. La fibra de vidrio tiene un bajo coeficiente de expansión térmica y conductividad térmica relativamente alta. Esto hace que disipe el calor de forma más rápida y sea perfecto para usarlo como aislante térmico. Por tanto, es ideal para instalaciones en el exterior, ya que no tendremos que preocuparnos de que se deteriore por estar expuesto al sol durante mucho tiempo. 7. Económico. La fibra de vidrio es un material con una gran ventaja económica respecto a otros tejidos de fibras sintéticas y naturales.
APLICACIONES Cubiertas, fachadas, medianeras, forjados, particiones, suelos, techos, bajantes, conductos ventilacion, chimeneas, tuberias, elementos estructurales, ...
Excelente AISLANTE CONTRA EL FRIO, EL CALOR, EL RUIDO Y EL FUEGO. La lana de roca es ignifuga, resiste temperaturas superiores a 1.000ºC no genera gases ni humos toxicos. La energía más limpia es la energía que ahorramos. Aislando correctamente el consumo energético puede reducirse más de un 50%
La lana de roca es un aislamiento producido a partir de la fusión de piedras basálticas ideal para el aislamiento térmico, la protección contra incendios y el aislamiento acústico.
LANA DE ROCA
Membrana acústica 
Al incidir una onda acústica en un elemento separador de dos espacios, parte de esa energía es reflejada, otra se transforma en calor por absorción acústica y otra cantidad es transmitida. La reflexión es una propiedad que viene definida por la impedancia acústica (z), es decir, la facilidad que ofrece un material para propagar el sonido, siendo los materiales con mayor masa los que poseen en general, una mayor impedancia. Las membranas acústicas son materiales que ofrecen al elemento constructivo la masa necesaria, y combinándolas con absorbentes logran un buen aislamiento acústico. Generalmente son instaladas junto con sistemas de tabiquería TTL Interiores, haciendo un sándwich entre ellas y fijadas, bien con adhesivos de contacto o mecánicamente a la primera. El sistema de montaje, no hace sino reproducir la ley física masa-muelle-masa, que consiste en superponer materiales de diferentes densidades y espesores para que se transforme en calor el máximo de energía sonora posible al traspasar barreras físicas de diferentes densidades y espesores. Toda generación de calor, supone una pérdida de energía, en nuestro caso energía sonora, y en consecuencia, conseguimos el objetivo de aislamiento acústico al ir atenuando la potencia sonora. Las principales propiedades que tienen las membranas acústicas son las siguientes:                                                      Tipos de membranas acústicas: Membrana acústica base asfalto: láminas asfálticas modificadas y enriquecidas con cargas minerales, generalmente baquelita, para conseguir mayor masa. Membrana acústica base caucho sintético / EPDM: material de masa pesada muy adecuado, gracias a que conserva sus propiedades físicas y funcionales con las alteraciones de temperatura, ya que no se cuartea ni reblandece tanto a bajas como a altas temperaturas, como ocurre en el asfalto. Por otro lado, su comportamiento acústico es mejor a las membranas base asfalto, ya que aíslan en el rango de frecuencias más difícil de atenuar, entre 2 y 3 KHz, que es donde se encuentran los componentes de sonido más frecuentes (la voz, la música, los electrodomésticos…) Membranas acústica proyectable: Son membranas líquidas base caucho y resinas, que se aplican mediante proyección en continuo a los paramentos horizontales y verticales, y tras un periodo de autoreticulación, forman una membrana acústica continua de elevada elasticidad que incluso absorbe las dilataciones y contracciones de los soportes donde han sido proyectadas.
Complejo fono-aislante compuesto por un sándwich de material poroso a base de aglomerado de fibras textiles (A-1) y una lámina de alta densidad (LA) a base de EPDM pesado y flexible. El compuesto incrementa notablemente el aislamiento y actúa como barrera ante el ruido. PKB2 se aplica en la construcción de dobles paredes, sellando fisuras, impidiendo los contactos rígidos, con un rendimiento notable a partir de las frecuencias medias. Su flexibilidad le permite adaptarse perfectamente a formas y cavidades, siendo muy útil en el forrado de bajantes. Es un producto sumamente polivalente, útil en multitud de circunstancias y soluciones diferentes, lo cual le ha convertido, con el paso del tiempo, en el aislante acústico por excelencia.
PKB2
 Polietileno
e distribuyen en formato de espumas o planchas de polietileno que podrás elegir de diferentes tamaños o grosores, según las necesidades de acondicionamiento. Por lo general para la absorción acústica se aconseja el uso de espumas de polietileno o planchas de grosores bajos y celdas cerradas, ya que tienen una alta capacidad de absorber el sonido, más de 90db. La espuma de polietileno es un material muy ligero . Por lo general se recomienda su uso en paredes y tabiques . Se instala entre el tabique y la estructura metálica.
Fibras de poliéster (napa):
Las fibras de poliéster están especialmente indicadas para mejorar la capacidad de aislamiento acústico a bajas frecuencias, a más de 60db. Es un material muy poroso, lo que garantiza su gran capacidad de absorción del sonido. Están indicadas para paredes internas (fachadas interiores) y medianeras. Se coloca sobre los montantes de la placa de cartón yeso de las paredes o sobre ella si es en techos, también en la cámara de aire. La creación de una cámara de aire, aunque nos quite espacio, favorece el acondicionamiento y aislamiento de la sala.
Poliuretano:
Absorbentes acústicos de planchas y espumas de poliuretano , tienen una gran capacidad de absorción. Las planchas de Espuma de Poliuretano tienen diferentes formas y densidades que permiten mejorar el confort acústico. También se pueden encontrar en varios colores. Su uso está indicado como revestimiento en paredes y techos. Hay dos formas para su instalación, las láminas que vienen con un autoadhesivo o aquellas que se necesita cola de contacto para fijarlas.
Espumas de melamina:
Se caracterizan por ser un material flexible, ligero y plano, con un acabado en huecos o micro- cuñas. Su diseño es decorativo, ya que está pensado para dejarlo visto. Reducen el nivel del ruido y mejoran la calidad del sonido. Al ser productos de baja densidad tienen muy poco grosor, por lo que no ocupan espacio.